ARCC

  • Urgente re-Reconstrucción con Cambios, por Luis Villanueva

    Los muertos de cada país reflejan las necesidades de los pueblos. En el Perú, 167 feminicidios en 2019, más de 190 muertes por accidentes en el trabajo solo hasta octubre de 2019 y una primera víctima mortal por falta de obras de prevención de desastres.

    En el ámbito de la construcción civil, la falta de previsión ante un nuevo desborde de ríos por lluvias ocasionó la muerte de Yhussmila Enciso Astete (23 años), en Junín. En Pasco, un hombre sigue desaparecido. Amazonas, Huánuco, San Martín y Cajamarca también se han visto gravemente afectados por las lluvias.

    Y ante este panorama, el reimpulso a la fallida primera Reconstrucción con Cambios se proyecta para abril, de acuerdo a la responsable de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC), Amalia Moreno. Es decir, ante la primera víctima mortal debemos esperar cuatro meses para el destrabe real de las obras emblemáticas de la Reconstrucción.

    La burocracia estatal también prevé nuevos mecanismos legales para la reconstrucción similares a los de los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Sobre ello, es necesario recordar el sobrecosto que significó la construcción de algunas obras, como la Villa Panamericana, que casi duplica el valor de los inmuebles en la zona. Queremos reconstrucción para salvar vidas, pero sin encarecimiento de obras.

    De acuerdo a datos oficiales, la reconstrucción anda con menos del 20% de ejecución en la región Piura. En el caso del distrito La Unión, con 277 mil 852 soles otorgados por INDECI, su ejecución es 0%. Igual, 0% de ejecución en el distrito Eten Puerto, en Lambayeque, y 0.9% en el distrito San Cristóbal de Puerto Rico, en San Martín.

    Existen pocas obras. Y donde las hay, los trabajadores son los que tienen problemas con sus derechos laborales, como los obreros de la remodelación del estadio Guillermo Briceño de Juliaca, quienes denunciaron que el Gobierno Regional de Puno no les paga desde octubre; o los constructores del nuevo hospital Hipólito Unanue, en Tacna, que a fines del año pasado estaban impagos al menos cuatro semanas. Y este calvario sucede incluso en obras del Estado.

    En la Reconstrucción, por ejemplo, la Contraloría de la República ha informado que hay obreros trabajando en condiciones inadecuadas, sin equipos de protección personal, sin seguro de trabajo de riesgo, sin baño ni agua o señalética de seguridad.

    Falta de obras, obreros impagos y sin las mínimas medidas de seguridad son el actual panorama en la construcción, sector que, curiosamente, impulsa el país, pues mantiene un crecimiento superior al PBI promedio. Es un escenario que debe mejorarse, para beneficio de los trabajadores y para salvar vidas.

    Tomado de https://diariouno.pe/columna/urgente-re-reconstruccion-con-cambios/