CNDDHH

  • FTCCP, CGTP y CNDDHH exigen cese a criminalización de la protesta y luchar contra verdadera delincuencia

     

    Con un llamado a la unidad para enfrentar la violencia contra los defensores de los derechos humanos culminó la conferencia "Construcción Civil, por un Perú sin violencia" en la que participó la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH).

     

    La conferencia fue realizada el lunes 28 de setiembre, en el marco de la conmemoración del Día Internacional por la Paz (21 de setiembre) y la Semana Nacional de los Derechos Humanos (24-30 de setiembre).

     

    Luis Villanueva, secretario general de la FTCCP, señaló que “la delincuencia organizada está a la expectativa del reinicio de las obras de construcción”, quienes una vez que toman una obra se dedican al cobro de cupos a obreros y empresarios, extorsionando semanalmente para financiar otras actividades delictivas.

     

    “Y cuando un dirigente sindical los enfrenta, en defensa de los derechos laborales, los amenazan y los matan. Por eso hay 19 dirigentes afiliados a sindicatos de la FTCCP asesinados por estas mafias desde el año 2011”, aseveró.

     

    Resaltó que los dirigentes sindicales son incómodos “para los empresarios y los gobiernos de turno cuando reclaman sus derechos. Ahí nuestra lucha no solamente es contra la delincuencia, sino contra la represión de las leyes que criminalizan la protesta y el uso excesivo de la fuerza a través de la Policía”.

     

    “El Gobierno debe combatir a la verdadera delincuencia que extorsiona y asesina a quienes defendemos los derechos laborales, que son también derechos humanos”, finalizó Villanueva Carbajal.

     

    A su turno, la abogada Mar Pérez, representante de la CNDDHH, hizo un llamado a la unidad de los trabajadores y la sociedad civil organizada “sobre cuyas espaldas se ha construido este modelo que ha dado resultados desastrosos”.

     

    Afirmó que “cuando se criminaliza a los dirigentes como represalia por su labor” se afecta “la médula misma de la democracia, porque son los defensores de derechos humanos los que hacen que la democracia pueda funcionar, parándose frente a las autoridades cuando estas cometen abusos”.

     

    Señaló que no es una declaración retórica que los sindicalistas son defensores de derechos humanos. “El Estado tiene varias obligaciones; la primera es el respeto. “Algunos funcionarios estigmatizan a los dirigentes como violentos y agitadores, y eso contraviene los estándares internacionales y la obligación de respeto”, informó.

     

    Gerónimo López, secretario general de la CGTP, afirmó que una de las prácticas que no deberían existir son las famosas “denuncias penales preventivas” mediante las cuales el Gobierno pretende amedrentar a quienes organizan protestas para que no las realicen.

     

    “Lo hicieron con la Juventud de la CGTP en 2014 en las marchas contra la Ley Pulpín, y se hace ahora. Mientras los trabajadores lidian contra el covid-19 y el hambre, los amenaza con la cárcel si salen a protestar. El Gobierno, lejos de reflexionar sobre su política económica que ha generado 7 millones de nuevos desempleados, amenaza”, dijo López Sevillano, y anunció una protesta el miércoles 30 de setiembre en todo el Perú.

     

    ...

    Video en este enlace: https://youtu.be/MkEFBAomA6E

    Lima, 29 de setiembre de 2020

  • Referéndum por una nueva Constitución Política

    Diversas organizaciones civiles y políticas plantearon la necesidad de una Asamblea Constituyente, que dotaría al Perú de una nueva Constitución Política que proteja los intereses de los peruanos por encima de los intereses transnacionales, tal como ocurre con la Carta Magna elaborada en 1993 por los delincuentes Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos.

    A esa conclusión llegaron la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), el Partido Comunista Peruano (PCP), la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), el Partido Comunista del Perú - Patria Roja (PC del P-PR) y el Movimiento Nuevo Perú, cuyos representantes participaron en la “Conferencia por una Asamblea Constituyente”, organizada por la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) el pasado 28 de agosto, en su local institucional de La Victoria.

    El secretario general adjunto de la Federación, Luis Villanueva Carbajal, en su discurso de apertura, señaló que “la actual Constitución vigente debe ser cambiada, ya que es la piedra angular del modelo neoliberal que impuso la dictadura de Alberto Fujimori dando como resultado el empobrecimiento de nuestro país con la entrega de las riquezas nacionales en condiciones favorables al gran capital extranjero y en favor de la oligarquía nacional, que ha saqueado el Perú en sus últimos 30 años bajo la protección de una Constitución perversa”.

    Asimismo, afirmó que el anunciado referéndum del presidente de la República, Martín Vizcarra, es una “oportunidad para introducir en el debate” la necesidad de una nueva Constitución Política.

    “En este sentido, los obreros de la construcción, preocupados en el futuro del Perú, hemos convocado a esta conferencia por una nueva Asamblea Constituyente y avanzar en la construcción de una estrategia común de acción”, sentenció.

     

    El papel de la FTCCP

    La presidenta del Movimiento Nuevo Perú, Verónika Mendoza, respaldó la propuesta de que se aproveche el referéndum para incluir esta iniciativa y también planteó la eliminación de la inmunidad parlamentaria. Resaltó el papel de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú en la lucha por un país mejor.

    “Y ahí, compañeras y compañeros, creo que esta gloriosa e histórica Federación puede y debe cumplir un rol importante. Ustedes que nunca se contentaron solamente con defender sus derechos laborales, sino que siempre lucharon los derechos laborales de todos los trabajadores, que estuvieron en primera línea también defendiendo la democracia, que han estado en primera línea denunciando a los corruptos, ustedes pueden ser un actor clave empujando este debate”, planteó.

    La lideresa de Nuevo Perú recordó la lucha del dirigente sindical Pedro Huilca Tecse, asesinado durante la dictadura de los años 90. “Es cierto que esto no lo vamos a lograr de la noche a la mañana… pero, como decía nuestro siempre recordado dirigente Pedro Huilca, luchamos por una causa superior a nuestras vidas… Nos toca empezar esta chamba aquí y ahora. Multipliquemos este tipo de espacios, abramos el debate”, dijo.

     

    Frente único

    Por su parte, el secretario de Frente Único del Partido Comunista Peruano, Ricardo López Risso, señaló que una nueva Constitución debe asegurar la independencia alimentaria, por ejemplo.

    Debemos “constitucionalizar” ciertos derechos, como el derecho del suelo, afirmó: “El suelo tiene que ser de los peruanos y debe servir para garantizar el alimento de los peruanos. Segundo, los recursos hídricos también deben ser de los peruanos. Debemos garantizar el derecho de agua de riego, porque debemos garantizar que las costas, los suelos eriazos, tengan agua para el riego de los alimentos. Tercero, los recursos hidrobiológicos, el mar, que sea explotado en beneficio de los peruanos, no en beneficio de la harina de pescado para que se vaya a China u otros continentes. Primero, la mesa de los peruanos”.

    Así como esta independencia alimentaria, para el representante del PCP, una nueva Constitución Política debe defender la independencia científica, energética, defensiva, financiera, entre otras libertades del país.

    A su turno, el secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Jorge Bracamonte, habló sobre resguardar al Perú de la corrupción, que se lleva alrededor del 10% de la riqueza del país, y reformar el sistema de justicia peruano y el sistema político electoral.

    “No estoy seguro de que las propuestas que se han presentado sean las más adecuadas pero sí que esta propuesta ha abierto un campo de polarización entre el fujimorismo, aliado a la criminalidad y a los sectores ilícitos que actúan detrás de la corrupción, y el Ejecutivo… Estamos enfrentando una crisis de régimen y de su falta de democracia, no solo en el Perú”, afirmó.

    En el sistema de justicia, mencionó que “tenemos que discutir si es suficiente con un proyecto de ley que se dirige a, entre comillas, corregir a aquello que ha permitido que el Consejo Nacional de la Magistratura se convierta en patrimonio de grupos más bien criminales. Tengo la impresión que no es suficiente. Y no estamos discutiendo de fondo el asunto de la reforma integral del sistema de justicia y las distintas piezas que forman parte de ella. En ese sentido el proceso constituyente nos convoca a discutir en su detalle más profundo también”.

    El secretario general del PC del P-PR, Rolando Breña, resaltó que es necesario organizarse para crear una corriente de masas que se informe de la necesidad de una Asamblea Constituyente.

    “Establezcamos un organismo directo que trabaje por eso. Por qué no hacemos, por ejemplo, que todos aquellos que estamos de acuerdo organicemos una plataforma o una mesa de permanente hacia la Asamblea Constituyente y hacia una nueva Constitución”, sugirió.

    La propuesta de un frente político popular fue impulsada por el responsable del Departamento de Relaciones Internacionales de la CGTP, Juan José Gorritti. Además, señaló que “para conseguir el cambio que estamos buscando no solamente necesitamos el momento constituyente, necesitamos tener la propuesta necesaria”.

    La conferencia culminó con la disertación del secretario de Educación y Cultura de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú, Geremías Escalante, quien informó sobre las acciones futuras de la organización sindical.

    Escalante, dirigente de construcción civil que postula a regidor de Lima por Juntos por el Perú, señaló que la Federación está viendo crear “un frente de lucha donde vamos a desarrollar plataformas de participación de los gremios, de los partidos políticos, hasta lograr nuestros objetivos con una nueva Constitución”.