construcción civil,

  • ICM y FTCCP en campaña “Bolsa de cemento: 25 kilos - No más”

    Dirigentes de la Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera (ICM), que representan a 20 millones de trabajadores afiliados en 133 países, visitaron la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) en el marco de una campaña que tiene como fin reducir el peso de las bolsas de cemento hasta 25 kilogramos como máximo para incidir positivamente en la salud de los trabajadores de la construcción.

    El secretario global de Educación de la ICM, Tos Añonuevo, y el representante regional de la ICM para América Latina, Nilton Freitas, acudieron al local de la Federación y mantuvieron una reunión con el Secretariado Ejecutivo de la FTCCP, donde expusieron los alcances de la campaña "Bolsa de cemento: 25 kilos - No más”.

    Durante la mañana del lunes 21 de mayo, una delegación de la ICM y la FTCCP fue recibida en el ministro de Trabajo donde expusieron los alcances de esta campaña que inicia en Latinoamérica y llegará a todo el orbe.

    El secretario general adjunto de la FTCCP, Luis Villanueva Carbajal, afirmó que actualmente las bolsas de cemento comúnmente pesan 42.5 kilos, y que ello afecta la salud futura de los trabajadores.

    “Algunos obreros incluso cargan dos bolsas en un solo viaje, sin darse cuenta de que eso genera en el futuro un problema lumbar, reduciendo la calidad de vida del trabajador y haciendo imposible su posterior contratación por problemas de salud derivados del peso excesivo. Eso debe cambiar”, señaló.

  • Jornada de lucha por la vida, el trabajo y el pan

    Por: Luis Villanueva Carbajal

    Hace tiempo que el presidente Martín Vizcarra ne­cesitaba un baño de realidad, como lo tuvo en Arequipa el domingo pasado, al grito de “¡Basta de mentiras!”, en medio de una protesta de médicos, pacientes y familiares por la falta de equipos, camas UCI, dinero, trabajo, medidas de seguridad, entre otros problemas que viven todos los días millones de peruanos.

    La población rechaza la política gubernamental imple­mentada durante la pandemia, rechazo que se reavivó por los 60,000 millones de soles de Reactiva Perú entregado a empresas investigadas por corrupción, lavado de activos, entre otros delitos, y que el Ejecutivo no ha podido acallar con su recién estrenado gabinete ministerial, de claro corte proempresarial y cuyos rostros aparecen cada vez más alejados del pueblo.

    Hay en el Perú más de 350,000 infectados y más de 13,000 muertos, según cifras oficiales, pero de acuerdo al Sistema Informático Nacional de Defunciones (SINADEF) son más de 40,000 muertos, cifra proyectada a 50,000 aproxi­madamente a fines de julio. A ello se suman los 2 millones 600 mil nuevos desempleados confirmados por el INEI solo en Lima.

    En este contexto, los trabajadores hemos decidido salir a las calles para alzar nuestra voz de protesta en la Jornada Nacional de Lucha convocada por la CGTP este jueves 23 de julio.

    La demanda general es un cambio de política para enfren­tar esta pandemia pensando en la población más necesitada. El bono universal de 1000 soles para todos los peruanos es una demanda concreta, pues si hay 60,000 millones para las empresas, puede haber 1000 soles para cada peruano desempleado, lo cual no superaría ni siquiera la mitad del monto presupuestado para Reactiva Perú.

    En el caso concreto de los trabajadores en construcción civil, exigimos la reactivación de la construcción con pro­tocolos efectivos de bioseguridad, pues por falta de ello en el reinicio de obras, muchos trabajadores se han infectado y varias obras se han tenido que paralizar nuevamente. A esta demanda debemos añadir la lucha frontal contra la delincuencia organizada que va tras las obras de la reacti­vación económica.

    Asimismo, durante la cuarentena, un sector olvidado fue el de los exaportantes y pensionistas de la ONP, cuyas demandas deben ser atendidas, a fin de tengan dinero para enfrentar esta crisis y una pensión justa.

    En Lima, la “Movilización por la vida, el trabajo y el pan” reunirá a los trabajadores desde las 10 de la mañana en la histórica Plaza Dos de Mayo.

    ...

    Tomado de diario UNO https://diariouno.pe/columna/jornada-de-lucha-por-la-vida-el-trabajo-y-el-pan/

  • Mil empleos peligran por problema social en Olmos

     

    La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) advierte que, producto de la crisis social desatada en Olmos (Lambayeque), evidenciada con el incendio de la Municipalidad distrital, peligran además alrededor de mil puestos de trabajo, lo cual agudizaría aún más la precaria situación de la ciudad.

     

    Los pobladores muestran su descontento por la construcción de la Nueva Ciudad de Olmos, que beneficiará a otros, cuando no se resuelven problemas básicos de la ciudad actual; esto ha generado una violencia creciente, debido a que el Gobierno no actuó efectivamente en su momento.

     

    Producto de las protestas por estas demandas no atendidas, se paralizaron las obras paulatinamente, dejando a 400 obreros sin empleo, aproximadamente. Y de no atenderse esta problemática, peligran otros mil puestos de trabajo.

     

    La problemática de Olmos no ha sido atendida oportunamente pues estalló durante el mediático proceso de vacancia del expresidente Pedro Pablo Kuczynski por corrupción, pero ha ido en incremento por la falta de presencia efectiva del Estado.

     

    Por ello, la FTCCP demanda que el Gobierno central intervenga y resuelva el conflicto escuchando a la población y brindándoles una salida que beneficie a los pobladores y a los trabajadores de construcción civil, así como a los próximos nuevos pobladores de la zona, que esperan la finalización de la obra.

     

    Durante 2017 se perdieron 100,000 puestos laborales producto de la paralización de obras por la corrupción del caso Lava Jato, los mismos que hasta la fecha no se han recuperado; por lo que la situación laboral en construcción civil debe ser prioridad del Gobierno.