Ministerio de Vivienda

  • Gobierno debe priorizar la construcción

    (Por: Luis Villanueva Carbajal)

    Es un secreto a voces el próximo cambio de ministros que el presidente Martín Vizcarra alista para mejorar su popularidad de cara a su mensaje del 28 de julio.

    Visible ha sido el descontento generado por la falta de ejecución de presupuestos en los ministerios, especialmente el de Vivienda, Construcción y Saneamiento, pues en promedio ha ejecutado menos de la cuarta parte del total.

    Esta cartera apenas ha ejecutado el 11.1% del presupuesto de 582 millones de soles del Programa Nacional de Saneamiento Rural, 14.8% de los 515 millones del Programa Nacional de Saneamiento Urbano y un 25.7% de los 510 millones del programa Agua Segura para Lima y Callao.

    Los datos son del Ministerio de Economía y Finanzas. De ahí que el ministro Carlos Oliva haya realizado su jalón de orejas a los diversos ministerios y, de paso, a los gobiernos regionales, porque aun cuando hay dinero presupuestado no se ejecutan las obras que necesita el país. Esa es la razón de las “renuncias” de los viceministros de Vivienda y Construcción.

    Tiene razón el Ministro de Economía y Finanzas, Carlos Oliva, al hacerle un jalón de orejas a los ministros que no han ejecutado su presupuesto, pero la crítica debe hacerse también a quienes han escogido a estos políticos para una tarea que les ha quedado grande. Dinero hay, falta políticos probos para realizar el trabajo.

    Es importante que el nuevo gabinete priorice medidas que ayuden a reducir la pobreza y el desempleo, y una de ellas es dinamizar la construcción en todo el Perú. Más cuando en el sector la pobreza campea, pues del millón de trabajadores del rubro, de acuerdo a estadísticas del INEI, apenas 110,000 están en planilla. Cientos de miles se encuentran en desempleo, trabajando en la informalidad o en labores temporales sobreviviendo fuera del ámbito de la construcción.

    Reiteramos las demandas hechas al presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, en carta enviada a la PCM el 28 de mayo, donde planteamos la reactivación de la industria de la construcción a través de la Reconstrucción con Cambios e impulsando la ejecución de obras de infraestructura, para dotar de servicios básicos a los millones de peruanos que no cuentan con ellos en pleno siglo XXI.

    (Tomado del diario UNO, 8 de julio de 2019, columna EN CONCRETO).

  • Ni planilla ni boleta de pago en obra del Ministerio de Vivienda en Cajamarca

    La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) alerta a las autoridades que diversos trabajadores han denunciado que el Consorcio San Juan en el distrito de Chirinos (San Ignacio, Cajamarca) no entrega boletas de pago, no tiene a sus trabajadores en planilla y les recortan el salario en una obra de agua y saneamiento financiada por el Ministerio de Vivienda y valorizada en más de 9 millones de soles.

    En fotos proporcionadas por los obreros, se puede ver a trabajadores laborando en sandalias y con gorros y ropa de calle, pues el Consorcio San Juan no les brinda el uniforme respectivo. Además, carecen de sistema de seguridad en obra y les recortan los salarios desconociendo resoluciones del Ministerio de Trabajo y la negociación colectiva por rama en el sector construcción entre la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) y la FTCCP.

    El Consorcio San Juan, conformado por Inversiones, Construcciones y Servicios Generales San Francisco SAC; Corporación LEMS SAC; Paradizo SRL, y Construcciones Señor de los Milagros SRL, ejecuta la obra “Mejoramiento, ampliación del Servicio de Agua Potable e instalación del servicio de saneamiento básico en la localidad de Los Cuyes y sectores: Vista Hermosa, La Esperanza, Cruz de Chalpón, La Lima y La Primavera”, bajo la supervisión del Consorcio M&H, valorizado en S/ 9’190,219.36, con código SNIP 380012.

    Sin embargo, trabajadores denuncian que, aun siendo una obra financiada por el Gobierno, se les paga 80 soles diarios a los operarios y a los peones, 35 y 40 soles, sin beneficios sociales ni implementos de seguridad. La empresa no entrega boletas ni incluye en su planilla a los trabajadores, además de retrasar el pago durante 30 o 45 días.

    De todo esto, señalan, son responsables el alcalde de la Municipalidad del distrito de Chirinos (San Ignacio, Cajamarca), con su ingeniero coordinador; el ingeniero residente de obra, el administrativo de la obra y los representantes de las cuatro empresas que forman parte del Consorcio San Juan, así como el Consorcio M&H, que es el responsable de la supervisión de todo lo que pasa en esta obra que pertenece al Ministerio de vivienda, Construcción y Saneamiento.

  • Reunión entre FTCCP y Ministerio de Vivienda

    El secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil (FTCCP), Luis Villanueva Carbajal, y el secretario de Economía, Félix Rosales, se reunieron con el ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Carlos Lozada Contreras, a fin de exponer las propuestas de los trabajadores para la reactivación del sector construcción.

    En la reunión se abordó la difícil situación del sector con cientos de miles de desempleados, por lo cual se propuso incentivar la reactivación a través de la construcción de viviendas sociales, impulsando los programas Techo Propio, MiVivienda y Mejoramiento de Mi Barrio, principalmente, así como también las obras de saneamiento, pero con fiscalización para poner topes a la subcontratación y garantizar el cumplimiento de los derechos laborales.

    Otra de las preocupaciones de la FTCCP es la violencia e infiltración de la delincuencia en el sector, por lo cual se demandó la coordinación con el ministro del Interior, Jorge Montoya Pérez, para la reactivación de la Comisión Multisectorial para combatir la violencia en las obras, de la que la Federación forma parte.

    Asimismo, se planteó la necesidad de la fiscalización exhaustiva de la implementación de los planes de bioseguridad en las obras y que el transporte especial para los trabajadores sea obligatorio, pues, en el reinicio de las obras, cerca del 35% de obreros se han contagiado de Covid-19, la mayoría en el transporte público mientras va al trabajo o regresa a su hogar.