SUNCA

  • 25 de octubre, construcción civil y reivindicación de clase

    Por: Luis Villanueva Carbajal

    Cada 25 de octubre se celebra el Día de los Trabajadores en Construcción Civil, feriado no laborable para los obreros del sector en el Perú, con goce de salario y sin afectación al dominical, de acuerdo a Ley 24324; logro que la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) conquistó en 1985.

    Como este año el 25 de octubre cae domingo, el feriado se traslada al lunes 26 de octubre, según lo dispuesto por el Decreto Legislativo N.° 713 y la Ley N.° 26331.

    La instauración del Día de los Trabajadores en Construcción Civil fue un acuerdo de los sindicatos y federaciones de la construcción en América Latina y el Caribe durante el congreso constitutivo de la Federación Latinoamericana de la Edificación, Madera y Materiales de la Construcción (FLEMACON), realizado en Lima en 1970.

    No se trató de una fecha escogida al azar. Como lo recordó Saúl Méndez, secretario general del SUNTRACS de Panamá, en una conferencia organizada por la FTCCP, la fecha tiene un significado de clase, pues el 25 de octubre, en el viejo calendario ruso, se produjo la revolución de 1917, la famosa Revolución de Octubre, y los trabajadores de la construcción latinoamericanos y caribeños reivindicaron esa fecha al tomar el acuerdo en ese congreso constitutivo de la FLEMACON.

    En ese contexto, la FTCCP ha organizado el foro sindical internacional “La FLEMACON como vanguardia del sector construcción en Latinoamérica”, con dirigentes de Venezuela, Brasil, Uruguay, Panamá y Perú, a proyectarse en vivo el 25 de octubre (10 a.m.) en el Facebook fb.com/FTCCPeru

    Previo a este encuentro, el 22 de octubre, Oscar Andrade Lallana, senador de la República Oriental del Uruguay, ex secretario general del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA) de Uruguay, brindará la conferencia “El salto obrero de la lucha reivindicativa a la lucha política”.

    Como el 25 de octubre, son muchos los derechos conquistados por los trabajadores mediante la lucha, derechos que hoy son vulnerados reiteradamente durante el estado de emergencia. Por ello, los trabajadores, en especial del rubro de la construcción, debemos respaldar las acciones que la CGTP toma en defensa de los intereses de la clase trabajadora.

    No se puede poner sobre los hombros de los trabajadores el peso de la crisis sanitaria y la crisis económica y social, cuyas funestas consecuencias es responsabilidad de los Gobiernos que han destruido el aparato productivo, imponiendo el modelo neoliberal.

    (Tomado del diario UNO. https://diariouno.pe/columna/25-de-octubre-construccion-civil-y-reivindicacion-de-clase/

  • OIT, ICM y FTCCP en campaña por la salud de los trabajadores

     

    La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera (ICM) participan en campaña “25 kilos, ¡No más!” para las bolsas de cemento en las obras de construcción civil. Esta iniciativa, demandan, debe comenzarse en las obras de infraestructura deportiva de los Juegos Panamericanos de Lima 2019. 

    La inauguración del foro de lanzamiento se realiza el miércoles 5 de setiembre, a las 9 a.m., en el auditorio de la OIT, en la que participará el secretario general adjunto de la FTCCP, Luis Villanueva Carbajal, el ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Christian Sánchez Reyes, y el director regional adjunto para América Latina y el Caribe de la OIT, Carlos Rodríguez. 

    Durante los dos días del foro estarán presentes los dirigentes del Sindicato Único Nacional de Construcción y Anexos (SUNCA) de Uruguay, Óscar Andrade Lallana; el representante de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina, Mauro Posada; el secretario general de la Federación de Sindicatos de la Construcción (FETRACOMA) de Chile, Jorge Hernández Silva, y el secretario general adjunto del Sindicato de Trabajadores de la Construcción y Similares (SUNTRACS) de Panamá, Jaime Caballero. 

    Actualmente, las bolsas de cemento pesan 42.5 kilos, comúnmente, y ello afecta la salud de los trabajadores, pues genera en el futuro un problema lumbar, reduciendo la calidad de vida del trabajador y haciendo imposible su posterior contratación por problemas de salud derivados del peso excesivo. 

    El peso de las bolsas de cemento debe reducirse hasta 25 kilogramos como máximo para incidir positivamente en la salud de los trabajadores de la construcción.