Ministro de Trabajo, Dr. Christian Sánchez; Ministro de Vivienda, Ing. Javier Piqué; Congresista de la República, Sr. Manuel Dammert; secretario general de la CGTP, c. Gerónimo López; Representante de la FGTB, Ca. Yolanda Lamas; Presidente de CAPECO, Arq. Enrique Espinoza; Decano del CAP, Arq. Arturo Yep. 

Dirigentes de las diversas organizaciones sindicales, políticas y sociales, presentes en esta casa de los obreros del andamio.

Compañeros trabajadores y trabajadoras, de los sindicatos bases de nuestra  Federación, cuya presencia y espíritu de lucha da realce a este acto, y constituye un mensaje simbólico: que la sacrificada lucha de miles de trabajadores que contribuyeron a forjar nuestra organización sindical no fue en vano.

Reciban el saludo fraterno del c. Mario Huamán Rivera, del Secretariado Ejecutivo Nacional de la federación de Isidoro Gamarra, Pedro Huilca, Alberto Ramírez, Arsenio Jara, Gabino Arenas, Cristóbal Chihuán y de los 17 compañeros asesinados por el crimen organizado, durante la última década.

El 25 de octubre de cada año celebramos el “Día de los Trabajadores en Construcción Civil”. Es día no laborable para los trabajadores de la construcción, con goce de salario y sin que afecte el salario dominical, de acuerdo a la Ley 24324, que “reconoce el abnegado esfuerzo de los trabajadores de la construcción y su importante contribución al desarrollo nacional”. Conseguir la Ley que reconoce nuestro esfuerzo, le significó a la FTCCP 15 años de lucha y de gestiones.

Compañeros: 

Nuestra Federación está próxima a celebrar el 19 de diciembre 60 años de vida institucional, una trayectoria de lucha y persistencia para mejorar las condiciones de trabajo, nuestros salarios, la calificación de nuestra mano de obra, la calidad de vida para nuestras familias. 

En el recorrido de más de medio siglo, por nuestra firme posición ideológica de clase heredada de José Carlos Mariátegui fundador de la CGTP, hemos luchado contra las dictaduras y los gobiernos entreguistas, corruptos y explotadores; hemos luchado contra las corrientes extrañas infiltradas en el movimiento sindical, contra el sindicalismo patronal, contra el lumpen y el crimen organizado. 

De la misma manera continuamos luchando contra los gobiernos corruptos que nos han gobernado en las últimas décadas, aplicando contra nuestro pueblo, nefastos programas neoliberales impuestos bajo el amparo de la Constitución 1993, que beneficia al gran capital extranjero y a las familias más ricas y corruptas del Perú. 

La crisis estructural del Perú se profundiza y somos actuales testigos de cómo el modelo neoliberal ha estallado, con la crisis política, la corrupción e impunidad. El capitalismo neoliberal trae la desestructuración de las instituciones del Estado, potencia la corrupción, el individualismo y la violencia social; el narcotráfico ha penetrado en los partidos y movimientos políticos, haciendo cada vez más peligrosa la vida social de las futuras generaciones. 

Los hechos de corrupción del caso Lava Jato, de los jueces y fiscales de la organización criminal de “Los Cuellos Blancos del Puerto”, las coimas a cuatro expresidentes de la República, autoridades municipales y regionales encarceladas y otras pendientes de ser juzgados, ha sacudido la vergüenza y la dignidad del pueblo peruano, de los trabajadores, que se han volcado a las calles para exigir que se castiguen a los corruptos y que no haya impunidad. 

La protesta popular hizo reaccionar al Ejecutivo de tal manera que el presidente Martín Vizcarra puso en agenda un Referéndum para el 9 de diciembre, para hacer una reforma constitucional en el sistema de justicia y en el sistema político, y así dar una salida política a la crisis desencadenada por la corrupción. 

La vida del pueblo peruano es insostenible, la pobreza alcanza rangos extremos; contamos con una tasa de desnutrición infantil de más del 40%; las necesidades fundamentales del ser humano como alimentación, salud, vivienda, educación están excluidas para la mayoría del pueblo. La PEA en el Perú es de 16 millones de los cuales solo el 25% tienen acceso a un empleo, aunque no se cumplen los derechos laborales establecidos. Mientras tanto, los grandes beneficiados son los grupos de poder económico, los operadores políticos al servicio de las transnacionales y grupos vinculados al narcotráfico, protegidos por un sistema judicial putrefacto. 

Compañeros: 

A pesar de la crisis económica y política que se vive en el Perú, la FTCCP ha sabido mantener el rumbo hacia sus objetivos estratégicos que se acordaron en el 26° Congreso Nacional, afinando la táctica a través de las seis Asambleas Nacionales realizadas a la fecha. Sus banderas de lucha están plasmadas en la Agenda Laboral FTCCP-2018. 

La negociación colectiva este año, se desarrolló en condiciones en que el país atraviesa por una crisis política, económica y social, donde la corrupción llegó a niveles inimaginables, la corrupción del caso “Lava Jato”, afectó seriamente a los proyectos de infraestructura, generando una fuerte recesión del sector con más de 120 mil obreros de la construcción despedidos. 

La negociación colectiva por rama es una herramienta eficaz para encontrar soluciones a los problemas de los trabajadores, y es un mecanismo eficiente de distribución de la renta generada por la fuerza del trabajo, la cual permite recuperar la pérdida adquisitiva de los salarios de los trabajadores por el alza del costo de vida y obtener aumentos reales. 

No obstante de las cifras macroeconómicas adversas, con una inflación de 0.93%, en el periodo (01 de junio 2017 al 31 de mayo 2018), con la unidad y acciones de masas realizadas por la federación y sus sindicatos a nivel nacional se logró un importante aumento diario al jornal básico de 4.51% para el Operario, 3.27% para el Oficial y 3.44% para el Peón, logro que supera la pérdida de la capacidad adquisitiva de los salarios por el alza del costo de vida, obteniendo aumentos reales. 

La Agenda Laboral de la FTCCP-2018, que fue presentada al Ejecutivo, propone que la negociación colectiva por rama de actividad que existe en construcción civil sirva de ejemplo para impulsarla a otros sectores productivos, y no la negociación colectiva por empresa que prima en la actual Ley de Relaciones Colectivas de Trabajo. 

La exigencia de los trabajadores de la restitución del derecho a una jubilación con 15 años de aportes al Sistema Nacional de Pensiones, obtenida en los años 80, y derogada en los 90, sin considerar la alta eventualidad, informalidad y siniestralidad del sector, así como el aporte que realizan los obreros al sistema previsional debido a su salario que se encuentra por encima del promedio. 

Otro punto importante de la agenda laboral de construcción civil es el combate a las bandas delincuenciales, especialmente a las que utilizan como fachadas a seudosindicatos. La Federación enfrenta a la violencia criminal, que ha segado la vida de 17 dirigentes sindicales, sin que se haya encontrado a los responsables. 

Los accidentes en obras también son un problema, pues estos se incrementan por la informalidad en el sector. Los escasos recursos asignados a la SUNAFIL para la fiscalización y la falta de penalidades contra las empresas infractoras que ponen en riesgo la vida y la salud de los obreros de la construcción. 

El régimen laboral de construcción civil en las entidades públicas 

El VI Pleno Jurisdiccional Supremo Laboral y Previsional, realizado el 18 de setiembre y 2 de octubre de 2017 en la ciudad de Lima, tomaron acuerdos en materia laboral y previsional; uno de ellos corresponde a la demanda solicitada por la FTCCP, que resuelve la aplicación del régimen especial de construcción civil en las entidades públicas. Así, los Magistrados Supremos acordaron que: 

Cuando una entidad pública ejecuta obras de construcción civil bajo la modalidad de administración directa, a los trabajadores obreros contratados para realizar dicha obra de construcción se les aplicará el régimen laboral especial de construcción civil”. 

La informalidad laboral 

En la reciente XXIII Edición de EXCON, la FTCCP planteó la necesidad de reducir la informalidad laboral en el sector construcción, por lo mismo se necesita mayor fiscalización de las entidades competentes, principalmente de la SUNAFIL, para que no se vulnere los derechos de los trabajadores, como salarios, seguridad y salud en el trabajo. 

Es falso que con crecimiento económico crece la formalidad, pues lo que en verdad crece es la evasión de derechos y la informalidad, por la corrupción existente. Como ha quedado demostrado, la corrupción se lleva un porcentaje del presupuesto de la obra, y algunas empresas trasladan ese costo a los trabajadores, recortando derechos laborales. 

Las empresas subcontratadas son un problema mayor, pues desconocen los derechos laborales de los trabajadores y la cadena de responsabilidades empresariales se pierde. 

No existe excusa para el incumplimiento de los derechos laborales de los trabajadores. En las obras públicas y privadas debe respetarse los derechos establecidos para el régimen especial de construcción civil. 

En la EXCON-2018, se firmó el Convenio Marco de Cooperación Institucional para la Formalización Laboral en el Sector Construcción entre la CAPECO, FTCCP y CONAFOVICER, que tiene como fin plantear medidas conjuntas para ser tomadas en cuenta por las autoridades competentes a fin de eliminar la informalidad en el sector construcción. 

Compañeros y amigos, nuestra Federación con las banderas en alto y con la más amplia unidad, marcha rumbo a su XXVII Congreso Nacional Ordinario que se realizará en junio de 2019. 

Agradecemos vuestro apoyo solidario y su presencia en este acto político sindical, pues contribuye al proceso de unidad de los sectores sociales que compartimos ideales comunes. Hoy el Perú requiere de la reserva moral de sus hijos, para combatir y erradicar la corrupción, la impunidad y derrotar al neoliberalismo que tanto daño le ocasiona al pueblo peruano. 

 

¡Viva el Día de los Trabajadores en Construcción Civil!

¡Viva la FTCCP!

¡Viva el Perú!

 

* Discurso del secretario general adjunto de la FTCCP, Luis Villanueva Carbajal, en la ceremonia por el Día de los Trabajadores en Construcción Civil, realizado el 24 de octubre de 2018 en el auditorio de la Federación.

La lucha política de los trabajadores para derrotar la dictadura de los años 90 y la recuperación de la negociación colectiva por rama de actividad en el sector construcción civil son dos hitos en la vida sindical del secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), Mario Huamán Rivera.

Así lo afirmó Luis Villanueva Carbajal, secretario general adjunto de la FTCCP, en el homenaje a Huamán Rivera realizado el pasado 16 de octubre por los dirigentes y trabajadores de los sindicatos del Callao, Lima y Balnearios y Los Balnearios del Sur, afiliados a la Federación.

Villanueva Carbajal señaló que en junio de 1999, cuando Mario Huamán asumió la secretaría general de la FTCCP, supo que una de las tareas a emprender era la lucha política para derrotar a la dictadura. Así, la FTCCP, con mayor combatividad, supo ganarse las calles.

“Mario Huamán diseñó una estrategia que todos los trabajadores hemos reconocido durante los años, que incluyó el plano de las masas, el de las calles, así como el plano jurídico y el plano político”, recordó el dirigente sindical.

El secretario general adjunto de la FTCCP también resaltó la fortaleza que supo impulsar al gremio Mario Huamán, la recuperación de la mística. Y recordó que, como director del Conafovicer, también dotó de locales en diversas regiones del país al servicio de los trabajadores de construcción civil.

“A Mario también le ha caracterizado su carácter. Y creo que ese carácter se evidenció cuando aparecen estas mafias delincuenciales que han sido apoyadas por el Apra para destruir el gremio. Y Mario ha salido a las calles a poner el pecho y hemos defendido a los trabajadores. Un líder a carta cabal”, finalizó.

Al acto organizado por el Sindicato de Trabajadores en Construcción Civil de Lima y Balnearios, Sindicato de Trabajadores en Construcción Civil de Los Balnearios del Sur y Sindicato de Trabajadores en Construcción Civil de la Provincia Constitucional del Callao, acudieron representantes de la CGTP y sus bases sindicales, el Partido Comunista Peruano (PCP), la Federación General del Trabajo de Bélgica (FGTB), Embajada de Bolivia, entre otros.

La ceremonia forma parte de las actividades que se realizan en el marco del Día de los Trabajadores en Construcción Civil, que se conmemora el 25 de octubre de cada año, conforme a Ley 24324.

 

 

 

El secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú, Mario Huamán Rivera, recibirá un homenaje de los trabajadores del ramo de Lima y el Callao en una ceremonia que se realizará este martes 16 de octubre desde las 11 a.m. en el local obrero: Prolongación Cangallo 670, La Victoria.

El homenaje se realiza en reconocimiento a su destacada labor como líder político, sindical y social, forjador de la más amplia unidad y solidaridad clasista en el movimiento sindical peruano, por su aporte en la recuperación de la negociación colectiva por rama de actividad en construcción civil y su lucha indesmayable contra la dictadura fujimorista de los años 90 y el continuismo neoliberal.

En el acto político sindical participarán dirigentes de la FTCCP, la central mariateguista CGTP, el Sindicato de Trabajadores en Construcción Civil de Lima y Balnearios, el Sindicato de Trabajadores en Construcción Civil de los Balnearios del Sur y el Sindicato de Trabajadores en Construcción Civil de la Provincia Constitucional del Callao, y otros invitados que realzarán con su presencia este importante evento.

 

 

La informalidad laboral existe incluso en las obras de construcción civil formalmente establecidas, afirmó el secretario general adjunto de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), Luis Villanueva Carbajal, en la XXIII Exposición Internacional del Sector de la Construcción - EXCON 2018.

 

El dirigente sindical estuvo a cargo de la exposición sobre la "Formalización laboral del sector construcción" en el Foro Conafovicer: "Situación y perspectiva del sector construcción", realizado el pasado 10 de octubre, en el Centro de Exposiciones Jockey.

 

Villanueva Carbajal señaló que se necesita mayor fiscalización de las entidades competentes, principalmente de la SUNAFIL, para que no se vulnere los derechos de los trabajadores, quienes ven reducidos sus derechos laborales como salarios, seguridad en el trabajo y salud.

 

“Es falso que con crecimiento económico crece la formalidad, pues lo que en verdad crece es la evasión de derechos y la informalidad, por la corrupción existente. Como ha quedado demostrado, la corrupción se lleva un porcentaje del precio de la obra, y algunas empresas trasladan ese costo a los trabajadores, restándole derechos laborales”, argumentó.

 

Indicó que las empresas subcontratadas son un problema mayor, pues desconocen los derechos laborales de los trabajadores y la cadena de responsabilidades empresariales se pierde.

 

“No existe excusa para el incumplimiento de los derechos laborales de los trabajadores. En las obras públicas y privadas debe respetarse los derechos conseguidos mediante la negociación colectiva por rama de actividad del sector construcción civil”, sentenció.

 

En el foro, se firmó el Convenio Marco de Cooperación Institucional para la Formalización Laboral en el Sector Construcción entre la CAPECO, FTCCP y CONAFOVICER, que tiene como fin plantear medidas conjuntas para ser tomadas en cuenta por la autoridades competentes a fin de eliminar la informalidad en el sector construcción.

 

Los trabajadores de construcción civil se movilizaron en todo el país exigiendo que se vayan todos los corruptos del gobierno y se haga el llamado a una Asamblea Constituyente, para tener una nueva Constitución al servicio de los peruanos, cierre del Congreso y elecciones generales adelantadas.

Los trabajadores y el pueblo exigen cambios profundos y no sólo pequeñas reformas, pues se necesita avanzar en materia de defensa de los derechos laborales, aumentos de salarios y pensiones, entre otros. Por ello, exigen que se incluya en el referéndum la llamada a la Asamblea Constituyente y nueva Constitución.

En Lima, la marcha convocada por la CGTP se inició desde la Plaza 2 de Mayo y llegó a la Plaza San Martín, pese a la represión policial, que poco pudo hacer con la unidad de los trabajadores de construcción civil en la marcha.

En otras regiones del Perú hubo movilizaciones de trabajadores y población organizada, como en Arequipa, Chimbote, Apurímac, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Ica, Huancayo, La Libertad, Chiclayo, Iquitos, Madre de Dios, Moquegua, Cerro de Pasco, Piura, Puno, Tacna y Tumbes.

Subcategorías