¡Alto a la represión en Espinar!

La FTCCP rechaza la violencia represiva de la Policía que defiende los intereses de la empresa minera Glencore, golpeando jóvenes y mujeres en protesta y dejando cinco heridos por impacto de balas, entre ellos dos menores de edad.

Los dirigentes de Espinar exigen un bono de 1000 soles para 44,000 pobladores en medio de esta crisis por la pandemia del Covid-19, en una provincia donde solo el 34% recibió los bonos del Estado.

Los bonos serían otorgados del fondo del convenio marco entre la minera y los representantes de la provincia de Espinar, lo que aplacaría el hambre y la miseria de los pobladores, muchos de ellos contaminados con metales tóxicos por encima de los límites máximos permisibles: mercurio, cadmio y arsénico.

¡Por un diálogo sin balas!