Por Mario Huamán Rivera

Secretario general de la FTCCP

Publicado en Diario UNOmarzo 2, 2018

 

Las declaraciones de Barata, principal responsable de la empresa Odebrecht en el Perú, parecen confirmar lo que todos pensábamos, que el grueso de la clase política peruana ha recibido cuantiosas sumas de dinero ilícito para sus campañas electorales.

 

Esta situación confirma que el sistema de corrupción consolidado por el fujimorismo en los años 90 ha permanecido funcionando. Corporaciones extranjeras, políticos y autoridades están comprometidos en la amplia red de sobornos y coimas.

 

Barata ha señalado que entregó dinero a Susana de la Puente para PPK; a Avi Dan On, en el caso de Toledo; a Luis Alva Castro, para Alan García; a través de Jaime Yoshiyama y de Ricardo Briceño, presidente de la CONFIEP, en el caso Keiko Fujimori, y a Nadine Heredia para Ollanta Humala. También se ha dicho que se entregó dinero para la campaña en contra de la revocatoria de Susana Villarán.

 

 El actual presidente de la CONFIEP Roque Benavides, ante la declaración de Barata quien señaló haber entregado a la central de los gremios más poderosos de la economía peruana dinero para una bolsa de dos millones de dólares. Benevides ha señalado que fue para usarlo en la defensa del fundamentalismo económico del "libre mercado", esto es una muestra de la grosera intervención de los ricos, para que se elijan los presidente de la República a la medida de sus intereses, violentando la sacrosanta "democracia" de una minorìa. 

 

La situación de crisis política es dramática y nos obliga a plantear medidas excepcionales si queremos limpiar el sistema político. El día de mañana los trabajadores organizados en la CGTP tendremos nuestra Asamblea Nacional de Delegados para discutir el plan de lucha que debemos desarrollar en la presente coyuntura. En nuestro horizonte tenemos el próximo Paro Nacional que debe ser la respuesta contundente para avanzar en la construcción de una nueva democracia de las mayorías, del pueblo, porque la democracia de los ricos ha colapsado, por incapaz y ladrona.

 

La semana pasada, los trabajadores de la construcción realizamos nuestra V Asamblea Nacional de Delegados en donde se aprobó nuestro pliego de reclamos por rama de actividad. Asimismo, nos comprometimos a brindar nuestro firme apoyo a la reactivación económica del sector de la construcción.

 

También impulsar un nuevo diseño institucional que permita al pueblo gobernar en beneficio de las mayorías, donde el fin supremo sea el bienestar de la persona humana y no el fundamentalismo del libre mercado, para esclavizar a la juventud como pretende la derecha política-empresarial, que se solaza en la cúspide de la corrupción sin una gota de vergüenza.

 

La ciudadanía exige que se vayan los corruptos, por nuevas elecciones generales y una nueva Constitución. Queda claro que la Constitución de 1993 que impuso Fujimori, soporte jurídico del capitalismo neoliberal en el Perú, es un completo fracaso.

 

 

El Decreto de Urgencia N° 003-2017 no encaró eficazmente la corrupción y, por el contrario, generó la ruptura de la cadena de pagos, la paralización de obras y la pérdida de 100 mil puestos de trabajo, afectando a medio millón de peruanos que son los familiares directos de los trabajadores. Este decreto ha sido un fracaso.


Por ello, la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) demanda al Congreso de la República el debate y aprobación del Proyecto de Ley N° 2408/2017-PE, “Ley que asegura el pago inmediato de la reparación civil a favor del Estado en casos de corrupción incentivando la colaboración eficaz y la reactivación de la economía”.


Los trabajadores demandamos que este proyecto de ley priorice el reinicio y culminación de las obras paralizadas, así como el pago de los salarios y beneficios sociales de los trabajadores que han sido afectados por el rompimiento de la cadena de pagos.


Nuestro pedido se ampara en el artículo 24° de la Constitución Política, que dice: “El pago de la remuneración y de los beneficios sociales del trabajador tiene prioridad sobre cualquiera otra obligación del empleador”. Cualquier otra disposición, además de inconstitucional, perjudicaría aún más a los trabajadores ya afectados por esta delicada situación.


La FTCCP propone una reforma radical del modelo de planificación, contratación y gestión de la obra pública porque el actual ha permitido una sistemática corrupción. Es necesario reducir la discrecionalidad de los funcionarios y eliminar las modalidades de contratación que permiten fraudes a través de adendas y erradicar la desnaturalización de los contratos de obra por contratos de servicios o de gestión que evitan aplicar el régimen de construcción civil.


Consideramos que esta es una buena oportunidad para implantar una ley que permita continuar y terminar las obras paralizadas, reactivar la construcción, recuperar los puestos de trabajo y contribuir desde nuestro sector a la reactivación económica del país.


Finalmente, los trabajadores ratificamos nuestro firme compromiso de respaldar las medidas de lucha contra la corrupción y demandamos a los Fiscales y Jueces que ante la evidencia de los delitos de corrupción actúen con celeridad e imparcialidad y sancionen con todo el peso de la Ley a las personas jurídicas y naturales que resulten culpables. Es la oportunidad de limpiar al Perú de tanta corrupción.

 

Lima, 4 de marzo de 2018

 

Secretariado Ejecutivo de la FTCCP

 Publicado en el Diario La República , 4 de marzo 2018

 

 

Luis Villanueva Carbajal, secretario general adjunto de la FTCCP, expone en el Congreso de la República sobre el proyecto de ley 2408 que reemplazará el DU 003-2017, fundamentando la posición de la FTCCP sobre el proyecto de ley. (27/02/2018)

 

La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) demanda la discusión y aprobación del proyecto de ley 2408 “Ley que asegura el pago inmediato de la reparación civil a favor del Estado en casos de corrupción incentivando la colaboración eficaz y la reactivación de la economía” que reemplazará al DU 003-2017, porque ello permitirá el reinicio de las obras paralizadas, la creación de miles de puestos de trabajo y la dinamización del sector de la construcción y, por ende, de la economía nacional. 

 

“El DU 003-2017 paralizó las obras y dejó sin trabajo a más de 100,000 trabajadores del rubro. Creemos que el combate a la corrupción no debe paralizar al país. Es necesario reactivar la economía y castigar la corrupción”, afirmó Luis Villanueva, secretario general adjunto de la FTCCP. 

 

El dirigente sindical señaló que el proyecto de ley debe priorizar el pago de los salarios y beneficios sociales de los trabajadores que han sido afectados por el rompimiento de la cadena de pagos, lo cual está amparado por el artículo 24 de la Constitución Política del Perú, que prioriza las remuneraciones y beneficios sociales cuando hay una obligación del empleador.

 

“También creemos que debe cambiarse radicalmente el modelo de gestión de las obras públicas porque es la que ha generado esta brutal corrupción en las licitaciones de las obras de infraestructura, hay que usar más la tecnología de la informática y reducir al máximo la discrecionalidad de los funcionarios para decidir quiénes entran a las licitaciones y hasta quiénes ganan”, advirtió.

 

Señaló también que la Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado muchas veces no se aplica ni en las propias licitaciones de las obras públicas, y se han creado modalidades que permiten el fraude a los peruanos a través de las adendas.

 

 

 

Son dos becas por carrera a quienes logren una vacante en el Examen de Admisión en las sedes

de SENCICO en el ámbito nacional este 4 de marzo.

 

 

 

La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) logró becas integrales en SENCICO para sus afiliados e hijos.

 

“Los beneficiados serán dos por cada carrera en cada sede de SENCICO. Para ello, se tomará en cuenta los mejores puntajes entre obreros e hijos de nuestros sindicatos que logren una vacante en el examen de admisión del 4 de marzo”, afirmó Luis Villanueva, secretario general adjunto de la FTCCP.

 

El dirigente sindical señaló que esta es solo una de las acciones que la FTCCP realiza en beneficio de sus agremiados y los hijos de estos, y de la sociedad en su conjunto, impulsando la preparación técnica de los trabajadores.

 

Por otro lado, la capacitación técnica de los obreros es política educativa de la FTCCP, que con este convenio posibilita que sus afiliados e hijos en sus 189 sindicatos bases de todo el país tengan la opción de estudiar gratuitamente una carrera técnica profesional en construcción civil.

 

Quienes deseen postular, pueden hacerlo en las sedes del Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (SENCICO) de Lima, Arequipa, Chiclayo, Piura, Cusco, Trujillo, Tacna, Huancayo y Ayacucho.

 

Las carreras disponibles son Geomática; Diseño de Interiores; Geodesia y Topografía; Edificaciones y Obras Civiles; Redes de Agua Potable y Agua Residual; Laboratorio de Suelos; Concreto y Asfalto, y Administración de Obras de Construcción Civil.

 

 

 

Trabajadores, empresarios y entidades gubernamentales se reunirán permanentemente para concertar estrategias contra el crimen organizado en obras que se realizarán en todo el Perú.

 

La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) logró que el Gobierno reactive la Comisión Permanente de Seguimiento a la Violencia en construcción civil.

 

“Nos hemos reunido a mediados de enero junto con representantes de los empresarios y de los ministerios del Interior y de Trabajo, entre otros, para tratar temas relacionados a combatir la violencia. Es importante esta decisión cuando se anuncia la reactivación del sector construcción, pues los delincuentes estarán al acecho”, afirmó Luis Villanueva Carbajal, secretario general adjunto de la FTCCP.

 

Señaló que esta es la primera reunión del año, pero marca el inicio de lo que deberá ser el trabajo articulado de todos los implicados en el sector construcción, pues los seudosindicatos y la violencia delincuencial se reactivan cuando hay obras.

 

“Es sabido que la delincuencia organizada está a la expectativa del inicio de las obras. Sabemos que, con la Reconstrucción con Cambios tras el paso del Niño costero, los delincuentes se están organizando para tratar de controlarlas y esquilmar al empresario, a los profesionales y obreros de construcción”, dijo Villanueva Carbajal.

 

Ante ello, la reactivación de la Comisión Permanente de seguimiento a la violencia en construcción civil, del que la FTCCP forma parte desde su formación en 2015, es una buena forma de que el sector construcción se organice para enfrentar en conjunto este flagelo social. 

 

Subcategorías