El secretariado ejecutivo de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú y los electos congresistas Manuel Merino de Lama, Ricardo Burga Chuquipiondo y Luis Roel Alva, de Acción Popular, se reunieron para compartir ideas en materia laboral de cara a la instalación del nuevo Congreso.

Durante la reunión, realizada en el local obrero de La Victoria el pasado 25 de febrero, los parlamentarios escucharon las demandas de los trabajadores en construcción civil, que comprenden la restauración de la jubilación con 15 años de aportes en construcción en el sistema público de pensiones, la erradicación de la violencia ejercida por las mafias enquistadas en el sector, la reducción de accidentes laborales mortales y discapacitantes, políticas efectivas contra el desempleo, entre otras.

A la cita acudieron también dirigentes de los sindicatos de trabajadores en construcción civil de Lima y Balnearios y Los Balnearios del Sur, quienes afirmaron su compromiso en la propuesta de medidas que sirvan para reactivar las obras paralizadas en todo el país. Congresistas y trabajadores se comprometieron a colaborar mutuamente en favor de la clase trabajadora.

Por: Luis Villanueva Carbajal

Los trabajadores de la construcción nos enfrentamos a distintos tipos de violencia en nuestro centro de trabajo. Dos de ellos son: los accidentes mortales y discapacitantes en obra por negligencia empresarial y la violencia ejercida por mafias enquistadas en la construcción y que lucran mediante la extorsión a trabajadores y empresarios.

Esas son las razones por las que los trabajadores realizaremos una movilización en Lima el martes 18 de febrero con afiliados a los sindicatos de trabajadores en construcción civil de Lima y Balnearios, Los Balnearios del Sur y de la Provincia Constitucional del Callao. Demandaremos el cese a esta violencia que sufrimos en nuestro centro de labores.

Los trabajadores reclamamos el cumplimiento de la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo en todas las obras y evitar la negligencia empresarial que tantas muertes ha ocasionado en diversas actividades económicas.

El Perú se ha solidarizado con la muerte de los jóvenes electrocutados en un local de McDonald’s de Pueblo Libre y otro de Vivanda en Punta Negra, siendo la primera una cadena transnacional de ‘fast food’ y la última, una tienda perteneciente al grupo Intercorp de propiedad del millonario número uno del Perú, Carlos Rodríguez Pastor. El neoliberalismo mata; sobre todo, pobres.

Sin embargo, poco se conoce sobre la muerte de los trabajadores, que han sido de 236 en 2019, y menos se sabe de los trabajadores en construcción civil. Recientemente, ha fallecido Jonathan Enrique Fuentes Díaz (28), sepultado mientras extraía ripio en una obra en Chosica; Alberto Maury Llamucuri (41), aplastado por el derrumbe de una pared en San Juan de Lurigancho; Clemis Mondoñedo Loyola (26), sepultado en arena en Trujillo. Asimismo, Leoncio Ochoa Rojas (36), tras beber acelerante de concreto en una obra de Ayacucho. A estas muertes, debe agregarse la cantidad de accidentes discapacitantes que existen en obra.

La extorsión de las mafias que encontraron un botín en la construcción es otro problema. Justamente, por ello, se ha exigido al Ministerio de Trabajo que anule los registros sindicales de las mafias que bajo la fachada de seudosindicatos lucran a sangre y fuego a costa de los derechos laborales de los trabajadores y la vida de obreros, profesionales y empresarios de la construcción.

Estas demandas no son recientes, sino que llevan más de una década en la plataforma de lucha de los trabajadores del andamio y seguirán siendo parte del pliego de reclamos hasta que todo trabajador pueda llegar a laboral sin tener que dejar la vida en su centro de trabajo.

(Tomado de diario UNO, 12 febrero 2020. https://diariouno.pe/columna/movilizacion-obrera/)

El secretario general de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), Luis Villanueva Carbajal, acudió a la instalación de la Comisión Consultiva en Vivienda y Urbanismo, grupo multisectorial del sector construcción presidido por el viceministro de Vivienda y Urbanismo, David Ramos López.

La Comisión fue creada por Resolución Suprema N° 001-2020-VIVIENDA y tiene como fin la discusión y el debate de temas del ámbito de competencia del Viceministerio de Vivienda y Urbanismo, como el desarrollo urbano sostenible, la gestión territorial, entre otros.

Durante la reunión, realizada el pasado 5 de febrero, se presentó el Reglamento Interno de la comisión, y se acordó promover la implementación del Reglamento Especial de Habilitación Urbana y Edificación, especialmente en lo referido a la ejecución de proyectos calificados como vivienda de interés social (VIS).

Las constantes gestiones de los dirigentes de la Federación para que los trabajadores participen en la toma de decisiones en el sector construcción ha permitido que la FTCCP sea incluida en esta comisión multisectorial, lo cual ratifica su legitimidad como representante de los trabajadores de construcción civil en el Perú.

La Comisión Consultiva está conformada además por el alcalde de Lima Metropolitana, Jorge Muñoz Wells; el presidente de la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE), Álvaro Paz de la Barra; el presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (CAPECO), Humberto Martínez Díaz; el decano nacional del Colegio de Ingenieros del Perú (CIP), Carlos Herrera Descalzi, y el decano nacional electo del Colegio de Arquitectos del Perú (CAP), Juan Alcázar Flores.

Los muertos de cada país reflejan las necesidades de los pueblos. En el Perú, 167 feminicidios en 2019, más de 190 muertes por accidentes en el trabajo solo hasta octubre de 2019 y una primera víctima mortal por falta de obras de prevención de desastres.

En el ámbito de la construcción civil, la falta de previsión ante un nuevo desborde de ríos por lluvias ocasionó la muerte de Yhussmila Enciso Astete (23 años), en Junín. En Pasco, un hombre sigue desaparecido. Amazonas, Huánuco, San Martín y Cajamarca también se han visto gravemente afectados por las lluvias.

Y ante este panorama, el reimpulso a la fallida primera Reconstrucción con Cambios se proyecta para abril, de acuerdo a la responsable de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC), Amalia Moreno. Es decir, ante la primera víctima mortal debemos esperar cuatro meses para el destrabe real de las obras emblemáticas de la Reconstrucción.

La burocracia estatal también prevé nuevos mecanismos legales para la reconstrucción similares a los de los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Sobre ello, es necesario recordar el sobrecosto que significó la construcción de algunas obras, como la Villa Panamericana, que casi duplica el valor de los inmuebles en la zona. Queremos reconstrucción para salvar vidas, pero sin encarecimiento de obras.

De acuerdo a datos oficiales, la reconstrucción anda con menos del 20% de ejecución en la región Piura. En el caso del distrito La Unión, con 277 mil 852 soles otorgados por INDECI, su ejecución es 0%. Igual, 0% de ejecución en el distrito Eten Puerto, en Lambayeque, y 0.9% en el distrito San Cristóbal de Puerto Rico, en San Martín.

Existen pocas obras. Y donde las hay, los trabajadores son los que tienen problemas con sus derechos laborales, como los obreros de la remodelación del estadio Guillermo Briceño de Juliaca, quienes denunciaron que el Gobierno Regional de Puno no les paga desde octubre; o los constructores del nuevo hospital Hipólito Unanue, en Tacna, que a fines del año pasado estaban impagos al menos cuatro semanas. Y este calvario sucede incluso en obras del Estado.

En la Reconstrucción, por ejemplo, la Contraloría de la República ha informado que hay obreros trabajando en condiciones inadecuadas, sin equipos de protección personal, sin seguro de trabajo de riesgo, sin baño ni agua o señalética de seguridad.

Falta de obras, obreros impagos y sin las mínimas medidas de seguridad son el actual panorama en la construcción, sector que, curiosamente, impulsa el país, pues mantiene un crecimiento superior al PBI promedio. Es un escenario que debe mejorarse, para beneficio de los trabajadores y para salvar vidas.

Tomado de https://diariouno.pe/columna/urgente-re-reconstruccion-con-cambios/

Un nutrido grupo de trabajadores realizamos una romería a la tumba del recordado dirigente sindical Isidoro Gamarra, ubicada en el Cementerio El Ángel (El Agustino), al cumplirse 113 años de su nacimiento el 2 de enero de 2020.

Desde tempranas horas de la mañana, los trabajadores nos concentramos en la puerta de Jr. Áncash, para iniciar el recorrido a partir de las 10 de la mañana, hacia el nicho de Gamarra.

Se hicieron presentes afiliados del Sindicato de Trabajadores en Construcción Civil de Lima y Balnearios (STCCLB), la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) y la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), así como Federación Nacional de Obreros Municipales del Perú (FENAOMP), Central Nacional de Jubilados del Perú (CENAJUPE), entre otros.

Gamarra se mantiene en el recuerdo de los trabajadores como un líder consecuente y con una humildad que contrastaba con su férrea determinación en la lucha por los trabajadores y el pueblo.

Participó en la creación del Comité de Defensa y Unificación Sindical (CDUS) que culminó con la reconstitución de la CGTP a fines de los años 60 y, como férreo defensor de los derechos laborales, participó en la Asamblea Constituyente de 1978 que elaboró la Carta Magna de 1979.

Fue dirigente del STCCLB y la FTCCP, y presidente de la CGTP. Su principal característica fue impulsar la formación política y sindical de los dirigentes. No solo luchó por pan, sino por la transformación social del país.

Gamarra nació en 1907 en Tarapacá. Falleció en Lima víctima de una neumonía el 30 de marzo de 1999.

 

 Lima, 2 de enero de 2020

 

Subcategorías