Bandas criminales agudizan violencia en construcción civil

Por. Luis Villanueva Carbajal

Secretario general de la FTCCP

Estos últimos días hemos sido testigos de hechos de violencia y ajuste de cuentas relacionadas a construcción civil, producto de bandas delincuenciales vinculadas a seudosindicatos y seudodirigentes.

Ante la falta de vigilancia de las autoridades, los delincuentes miran la reactivación de la construcción como un botín y se disputan entre ellos las obras para obtener ganancias a través de la extorsión a trabajadores y empresarios, generando zozobra e inseguridad ciudadana en el país.

Debemos deslindar con estas seudoorganizaciones que fungen de federaciones o sindicatos de construcción y a quienes los medios de comunicación y la opinión pública confunden con nuestra organización, la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP), sobre todo porque muchas de ellas tienen registros sindicales otorgados en otros gobiernos por el Ministerio de Trabajo.

Hemos demandado durante años que los registros sindicales de seudosindicatos que comprobadamente han trabajado con bandas delincuenciales deben ser anulados, porque son utilizados como escudo legal para sus acciones delictivas y para sus seudosindicatos de fachada. Producto de estas mafias, la FTCCP ha sufrido de 2011 a 2021 el asesinato de 20 dirigentes de sus sindicatos afiliados, en plena defensa de su derecho al trabajo.

Nuestra organización sindical no es conocida por actos de violencia, sino por la defensa de los derechos de los trabajadores en construcción civil. Cada año realizamos la negociación colectiva del sector construcción junto con Capeco; participamos en diferentes mesas de trabajo, comisiones y comités con representantes del empresariado y el Estado, y, desde hace tres años, impulsamos la formalización laboral junto a los empresarios y el Gobierno, entre otras acciones dentro del ámbito del sector construcción.

Como ciudadanos, también hemos estado presentes en los momentos políticos más álgidos del país, siempre del lado de la democracia y la gobernabilidad. Por ello, invocamos a las autoridades, empresarios y opinión pública a no dejarse sorprender y confundir por estos hechos delictivos; y a los medios de comunicación, solicitamos informar adecuadamente los hechos violentos de estas bandas criminales, que perjudican la imagen del trabajador de construcción civil y nuestra labor institucional en favor de la reactivación económica, el empleo formal y decente y la democracia en el Perú.

(Tomado de diario UNO. https://diariouno.pe/columna/bandas-criminales-agudizan-violencia-en-construccion-civil/)