CGTP: 93 años de lucha, junto a los trabajadores

El 17 de mayo, la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) cumplió 93 años de fundación. Desde sus inicios, sufrió los embates de las dictaduras, como la de Luis Sánchez Cerro, que ilegalizó a la Confederación en 1930 luego de arrasar con los obreros en protesta en la masacre de Malpaso, en La Oroya (Junín).

En la clandestinidad, la CGTP continuó su lucha imperecedera, y se reconstituyó en 1968, gracias al Comité de Unificación Sindical (CDUS).

Sintonizó con los cambios de la primera fase del gobierno militar, de Juan Velasco Alvarado, coincidiendo con los planteamientos de la Reforma Agraria, nacionalizaciones, comunidad industrial, entre otros, y enfrentó los embates de la derecha y otros sectores políticos cuando Velasco tocó los intereses de la oligarquía.

Tras el Paro Nacional de 1977, que resultó en nuevas elecciones y una Asamblea Constituyente, pagó un costo social enorme con el despido de 5000 dirigentes sindicales por el “felón” Francisco Morales Bermúdez.

En toda su historia, la CGTP ha dado soporte a las luchas sociales, enfrentando a los explotadores. Fue Pedro Huilca, su secretario general, quien, por protestar y rechazar las políticas neoliberales del gobierno de Fujimori y Montesinos, fue asesinado en 1992.

El sostén de los derechos laborales contra gobiernos corruptos y explotadores, aliados del gran capital, se debe a la clase trabajadora organizada que, aunque débil, nunca se dio por derrotada, a pesar de que en el Perú se aplicó el modelo neoliberal más agresivo y salvaje. La CGTP, a diferencia de otras organizaciones sindicales, jamás ha traicionado una lucha de los trabajadores.

 En el actual periodo, ha mantenido su posición de clase trabajadora, defendiendo la gobernabilidad en defensa del voto popular de 2021 y contra los arrebatos golpistas de la derecha, demandando el cumplimiento de las promesas electorales, no solo laborales, sino en beneficio de las grandes mayorías. La CGTP lucha por los cambios que la derecha no quiere.

 Este 28 de mayo, en la Asamblea Nacional de Delegados de la CGTP, será oportuno recordar que, a sus 93 años, la central mariateguista mantiene la impronta de su fundador, José Carlos Mariátegui. Como sindicalistas de clase, tenemos aspiraciones más grandes que las meramente reivindicativas, y luchamos por el cambio de la sociedad, con la vista en un futuro sin explotadores ni explotados.