El Perú requiere diálogo con resultados vinculantes

Por: Luis Villanueva Carbajal

Secretario general de la FTCCP

El conflicto entre el Ejecutivo y el Congreso no es nuevo, se ha intensificado en los últimos seis años y nos ha llevado al cambio de cinco presidentes en ese periodo, hechos que corroboran que la solución no está ni en la suspensión o vacancia de los presidentes ni en el cierre del Congreso, sino en la necesidad de resolver los problemas estructurales del país.

La vacancia presidencial o el cierre del Congreso nos llevará a nuevas elecciones, donde se presentarán los mismos partidos, vientres de alquiler sin proyecto de país, y seguiremos en lo mismo.

En medio de esta crisis, los comisionados de la OEA han visitado el Perú y escuchado a diversas organizaciones del Estado y de la sociedad civil, entre ellas la CGTP, que planteó a la OEA exhortar al Ejecutivo y Legislativo a resolver los conflictos mediante el diálogo, deponer actitudes e intereses de grupo por el bien del país.

En el Perú existen espacios de diálogo amplios, como el Acuerdo Nacional (AN), donde se han acordado políticas de Estado en salud, educación, empleo, entre otros; pero el principal problema es que no tiene carácter vinculante, no es de obligatorio cumplimiento; por eso todos los gobiernos no han implementado esas políticas de Estado. Para implementarlas solo se necesita la voluntad política de todos los actores de cumplir y hacer cumplir los acuerdos.

Se necesita diálogo, pero con resultados, comenzando por una reforma política profunda que no solo debe involucrar a los organismos del Estado, incluyendo al Legislativo y el Ejecutivo, sino también a todas las organizaciones sociales y sindicales que hemos estado marginados en los últimos 30 años de las decisiones políticas del país.

Los trabajadores demandamos que de esta adversidad que atraviesa el Perú hagamos una oportunidad y construyamos un espacio de diálogo amplio, inclusivo y que sus acuerdos tengan carácter vinculante y sean de obligatorio cumplimiento.