Priorizar el consenso por el bien del Perú

 
 
 
Por: Luis Villanueva Carbajal
Secretario general de la FTCCP
 
La crisis política, focalizada entre el Ejecutivo y sus opositores en el Legislativo, tiene raíces más profundas, que datan desde la década de los 90, pero se han intensificado en los últimos seis años afectando el balance de poderes y la institucionalidad en el Perú.
 
La disyuntiva “vacancia presidencial o cierre del Congreso” seguirá agudizando el conflicto, cambiando presidentes o congresistas sin superar la crisis y los más afectados serán siempre los más vulnerables.
 
Ante ello, los trabajadores debemos insistir en el camino del “diálogo con resultados” para encontrar consensos, partiendo de la inequívoca y exitosa experiencia de entendimiento entre trabajadores y empresarios, mediante la negociación colectiva, específicamente la que existe en el sector construcción.
Gracias a ello, la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) y la CAPECO, instituciones que representan intereses que pueden entenderse como naturalmente opuestos, resuelven reivindicaciones sociolaborales con beneficios para los obreros de todo el país, pero también construyen propuestas para el impulso del sector.
 
Ejemplo de ello se vio en pandemia con la paralización total de las obras. Construcción civil estaba destinada todavía para la cuarta fase de la reactivación económica, pero inmediatamente trabajadores y empresarios desarrollamos los protocolos de bioseguridad necesarios y presentamos nuestra propuesta al Gobierno, ingresando en la primera fase y convirtiéndonos en uno de los motores de la reactivación económica del Perú.
 
Esa es una experiencia de diálogo serio, la misma que debe ser llevada a otros sectores económicos, empezando por la minería y la agroindustria, pero también debe replicarse en otros espacios, como el político, donde el diálogo debe primar entre las organizaciones sociales y políticas, incluyendo, por supuesto, al Gobierno y Congreso.