Más muertos que días en el gobierno

Por: Luis Villanueva Carbajal

Secretario general de la FTCCP

 

Lamentamos que el Congreso haya avalado con su voto de confianza a un gabinete ministerial que tiene las manos manchadas de sangre. Lo que está sucediendo en el Perú es un genocidio y el Congreso se ha puesto una vez más a espaldas del pueblo peruano.

Oficialmente, se han reportado alrededor de 50 asesinados en protesta, además de cientos de heridos producto de la represión del gobierno contra la protesta legítima del pueblo ante lo que consideran una traición de Dina Boluarte.

Los delitos deben ser investigados y los responsables, sentenciados; lamentamos que algunos políticos y medios de comunicación deslegitimen la protesta llamando vándalos a los manifestantes, pero sin resaltar con la misma contundencia los crímenes de lesa humanidad perpetrados por las fuerzas de la represión por orden del gobierno.

Además de asesinatos, diversos medios alternativos han difundido imágenes de infiltrados que coordinan con la policía para causar desmanes, así como policías implicados en destrozo de propiedad privada y saqueos, siendo un ejemplo la jefa de Tránsito de Puno, a quien se le encontró material robado de un supermercado. Así se pierde el respeto a la autoridad.

En entrevista con CNN, el martes pasado, califiqué al Congreso de ponerse a espaldas del pueblo por darle la confianza a un gabinete con las manos manchadas de sangre, a lo que el congresista Carlos Anderson respondió que quienes pensamos así vivimos en un mundo paralelo.

Luego, el congresista evidenció que vive en una realidad paralela donde solo importan los intereses de los grupos de poder económico a los que responden; en el mundo real, los millones de peruanos rechazamos el asesinato de nuestros hermanos producto de un gobierno como el de Dina Boluarte, apoyado por un Congreso espurio rechazado por más del 90% de peruanos.

Hay que escuchar al soberano: adelanto de elecciones en 2023, un verdadero gobierno de transición y nueva Constitución.